La sesgada y tendenciosa cobertura de los medios en favor de las AFP

Clase magistral en favor de las AFP en TVN

Luis Mesina critica el tratamiento informativo de los medios, en especial de TVN, canal que, en teoría, representa a todos los chilenos, luego de permitir que el gerente de la industria realizara una clase magistral para desatar las bondades del sistema tan sólo un día después de la última gran marcha.

Escandaloso, sesgado, tendencioso… Sobran los adjetivos para calificar la manera en que los medios de comunicación, especialmente los televisivos y diarios del denominado “duopolio”, han abordado el tema de la reforma al sistema de pensiones y las movilizaciones sociales que han hecho posible esta discusión, según denuncia el coordinador del movimiento No Más AFP, Luis Mesina.  

Lo que ha ocurrido en el último año, y muy especialmente en las últimas semanas, ha sido “escandaloso”, según Mesina. “Lo más grave es lo que hemos visto con Televisión Nacional de Chile. En horarios de mayor sintonía se ha prestado, como canal público, a favorecer el discurso de las AFP. A pocos días de la última gran movilización, que fue el 26 de marzo, vimos cómo TVN llevó a su matinal al gerente general de las AFP (N. de la R.: Fernando Larraín, visita que realizó al canal el 3 de abril) a hacer una clase de media hora, siendo que la misma señal abierta apenas dio unos pocos minutos para cubrir las aternativas de la marcha”, señala Mesina.

“Pensemos que es un canal cuoteado políticamente. Si este desbalance se produce, bueno, es porque sus integrantes del directorio están pensando más en satisfacer los intereses de las AFP”, añade.

Mesina sostiene que esta desigualdad es manifesta “en todo el sistema de medios, cual más, cual menos. Hay una absoluta desigualdad sobre el tratamiento de la noticia. El 2% es para nosotros, el 98% para defensores de las AFP y empresarios que defienden el sistema. Esto confirma la falta de democracia para abordar un tema de política pública, lo que vemos en todos las otras áreas de la sociedad”. Y agrega: “Si un país no procura un sistema de medios más democrático y equilibrado, entonces es un régimen lícito pero antidemocrático. Estamos en un régimen post dictadura que no termina”.

Finalmente, Luis Mesina acusa a la vieja guardia concertacionista, y los políticos de la Nueva Mayoría que defienden el modelo económico y social imperante en el país, de diseñar un esquema comunicacional funcional a los grandes grupos económicos, razón por la que pide estar atento a las propuestas de la Nueva Mayoría y dudar de ellas si esa coalición no plantea la necesidad de implementar nuevos dispositivos comunicacionales para hacer frente al discurso neoliberal.

Ninguna coalición que se dice progresista puede prescindir de un brazo comunicacional”, indica Mesina, quien culpa a los que dirigieron el curso de la política chilena de, entre otras cosas, aniquilar los medios que ayudaron a luchar contra la dictadura, renunciar a cualquier política pública orientada a a democratizar el ecosistema de medios y de permitir que los grandes empresarios adquieran medios de comunicación sin ninguna restricción.

“Ellos además cargan con la grave decisión de negociar la transferencia de recursos públicos a El Mercurio y La Tercera y de acabar con medios El Fortín Mapocho, La Época, las revistas Análisis, Apsi, Cauce, Hoy… en fin. Eso fue un acuerdo con el empresariado y la derecha. Sólo aspiran a diferenciarse de la derecha en el discurso”, sostiene el dirigente del movimiento que ha logrado poner en agenda la transformación del fracasado sistema de capitalización individual.

El Frente Amplio debe armar una estrategia comunicacional, ir más allá de las redes sociales. Debemos propiciar el desarrollo de medios regionales e independientes”, concluye.