El fin de los 2/3, un plebiscito dirimente y un mecanismo que integre iniciativas populares a la Convención son las demandas clave de 42 organizaciones y movimientos sociales que buscan acabar con el extractivismo.

El Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT) realizaron tres demandas frente al Proceso Constituyente en Chile para poder avanzar en las demandas por la desprivatización del agua y los derechos de la Naturaleza que impulsa esta agrupación de 42 organizaciones sociales: El fin de los 2/3, un plebiscito dirimente y un mecanismo que integre iniciativas populares a la Convención .

La declaración se da en el contexto de las votaciones del reglamento de la Convención Constiyuyente y que «significarán que podamos avanzar con más  o con menos trabas para llevar adelante las demandas», explican desde las organizaciones.

Tres demandas para una Constitución que acabe con el extractivismo

A continuación la declaración del Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT):

«Los pasos de los pueblos y muy especialmente de las defensoras del agua y los territorios que muchas veces lideran las luchas,  van en dirección a enfrentar esta dimensión extractivista del patriarcado, desde un feminismo de los pueblos, ligado al buen vivir. Por ello, en esta fase del proceso convencional decimos que:

1.  Apoyamos de manera categórica la voluntad de los convencionales de los pueblos de impugnar el quorum de 2/3 impuesto por el llamado Acuerdo por la Paz, rebajando a 3/5 la cantidad de votos necesaria para aprobar las normas constituyentes.

En las votaciones sobre temas que afectan el centro del modelo extractivista, tales como la desprivatización del agua y los derechos de la naturaleza, los sostenedores históricos del modelo extractivista, la coalición Apruebo Dignidad, heredera de la Concertación; el bloque socialista, y otros de actuación más reciente como el Frente Amplio y los llamados Independientes No Neutrales, se alinearán en contra.

Podrían así lograr su objetivo de bloquear el avance de los pueblos. Lo decimos por su trayectoria en el Congreso, donde el alineamiento de estos sectores ligados de una u otra forma al empresariado, ha impedido por décadas toda reforma que cuestione los ejes del modelo. 

Ellos representan las fuerzas reorganizadas que intentan poner una barrera de contención a las demandas del estallido social y la revuelta, manteniendo a toda costa  las reglas impuestas por el Acuerdo por la Paz del que sólo ellos son responsables.

Ellos salvaron al gobierno de Sebastián Piñera y sus representantes en el Congreso y se niegan  a legislar de verdad por la libertad de las y los presos políticos, obligando a la Convención a desarrollar sus tareas en un vergonzoso contexto de absoluta y creciente impunidad, y de permanente cuestionamiento a la legitimidad de sus decisiones.

2. Apoyamos también de manera categórica que exista una participación directa de los pueblos en las normas que adopta la Convención, por lo que se votará sobre plebiscito dirimente e iniciativas populares de artículos para la constitución.

Como MAT nuestra lucha siempre fue por una Asamblea Constituyente en la cual el protagonismo fuera popular y plurinacional.  El marco del trabajo de los Convencionales en estos primeros meses, no apunta en ese sentido, con debates  y resoluciones  que necesariamente tienen tiempos y  métodos alejados de las prácticas de las organizaciones sociales y de las comunidades campesinas y de pueblos originarios. Por ello es imprescindible incorporar  normas a través de las cuales los pueblos, a través de sus organizaciones, asambleas y mecanismos que se den, puedan participar y llevar adelante sus demandas propias. 

El plebiscito dirimente permitirá que aquellas normas que no han conseguido el quorum requerido por el reglamento pero tengan una votación mayoritaria, sean sometidas a votación en un plebiscito intermedio, de manera que finalmente la palabra la tengan los pueblos y sus comunidades, incluyendo los migrantes y pueblos originarios.

Por lo señalado anteriormente respecto de la existencia de un número importante de convencionales  que se opondrá a cambiar los pilares del modelo extractivista, es muy posible que sea necesario  llevar este tipo de demandas a un plebiscito que zanje el tema.

La iniciativa popular constituyente es el otro mecanismo que se votará y que tiene mayor relación aun con la participación real en la convención. Será un desafío que requiere recolectar 15.000 firmas en 30 días, en respaldo a un artículo de la constitución emanado desde las organizaciones, que será votado directamente por los convencionales.

Como MAT estamos preparados para trabajar activamente en este sentido a partir del camino recorrido con los Cabildos por el Agua y convocando a organizaciones hermanas. Contamos con herramientas como el Decálogo del Agua, y sabemos la diferencia que existe entre nacionalizar los elementos naturales o establecer un marco de gestión comunitaria.

Hemos participado en múltiples  talleres y conversatorios sobre derechos de la naturaleza, tenemos organizaciones que luchan por la agroecología y la defensa del agua en sus territorios, varias de las cuales han frenado proyectos hidroeléctricos y mineros en localidades. Nuestras demandas no son producto del marketing sino surgen de la sistematización de experiencias de lucha en los territorios.

Por eso, como organizaciones vamos a tomarnos esta oportunidad para instalar en la nueva constitución, mediante  las Asambleas Constituyentes por el Agua, nuestras demandas que permitan la recuperación del agua y de las tierras depredadas por las mineras, las forestales y el agronegocio. 

3. Expresamos finalmente nuestro respaldo a los  constituyentes del MAT, a  los ecoconstituyentes y las articulaciones del campo popular en la Convención. En todas ellas hay convencionales con sensibilidad socioambiental que junto a los pueblos  exigen que la Convención Constitucional marque el fin de los territorios en sacrificio y la recuperación del agua para los pueblos y los ecosistemas.

¡Fin de los 2/3, plebiscito dirimente e iniciativas populares en la Convención!

¡Territorios alerta para frenar y denunciar a los sostenedores del extractivismo!

¡Agua, territorio y semillas para los pueblos y no para las transnacionales!

Adhieren:

  1. Agrupación de cuidadores de Semillas de Curicó
  2. Centro Cultural Equidad y Género de Talca
  3. Colectiva La Campanazo de Talca
  4. ONG Konfluencia de Molina
  5. Colectivo Perras Danza
  6. La Huella Culiprán
  7. Escuela de Agroecología Germinar (Petorca)
  8. Centro Cultural Vivan las Artes de Linares
  9. Colectivo de Mujeres de Curicó
  10. ONG Ser de Curicó
  11. Centro Cultural El Cahuin (Molina)
  12. Asociación cultural y de las artes Rukantu (Teno)
  13. Asamblea Territorial Kechu Rewe (Molina)
  14. Red de Defensa de los Territorios Araucanía
  15. Consejo Ecológico de Molina
  16. Ecoagrupación Estero Cabritería (Valparaíso)
  17. Red Parque Cabritería
  18. Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales
  19. Raíz Ecoacción de Parral
  20. Comité Socioambiental Coordinadora feminista 8M
  21. Coordinadora de Territorios por la Defensa de os Glaciares
  22. Fundación Plantemos Nativo
  23. Verde Nativo
  24. Humedales del Mapocho
  25. Somos Cerro Blanco
  26. Coordinadora Ecológica de Casablanca
  27. República Circular (Santiago centro)
  28. Melipeuco Ríos Libres
  29. Observatorio de Conflictos Ambientales OLCA
  30. Coordinadora Por la Defensa del Río Loa y Madre Tierra Pata Hoiri
  31. Gaceta Ambiental
  32. La Voz de Paine
  33. Centro Ecoceanos
  34. Radio Del Mar
  35. HECambientalistas
  36. MAT Maule
  37. Juntas y juntos por el Agua de San Pedro (Melipilla)
  38. Colectivo VientoSur
  39. Colectivo Aire Puro (Valparaíso)
  40. Radio Ayni
  41. Asamblea por el Agua del Guasco Alto
  42. Emergencia PreCordillera

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.