El colectivo de ciudadanos extranjeros residentes en Chile teme un endurecimiento del discurso xenofóbico y demagógico ante la profundidad de la crisis, una acción que pertenece al manual de los gobiernos de corte conservador. Rodolfo Noriega, dirigente de la Coordinadora Nacional de Migrantes, criticó con fuerza al gobierno por empujar su programa de gpbierno aprovechándose de la desmovilización forzosa de la ciudadanía en medio de la pandemia.

Frente a la torpeza que mostraba ante la pandemia y la crisis social, el gobierno se ha esmerado en sacar adelante su agenda de seguridad a efectos de resguardarse de un eventual estallido 2.0. Y en esa agenda coló el tema migratorio, hoy convertido en sustento de su demagogia. “Y todo esto en medio de una cuarentena, aprovechándose que la gente está en la casa y no puede salir a protestar”, sostiene Rodolfo Noriega, presidente de la Coordinadora Nacional de Migrantes.

Este gobierno se aprovechó del momento para empujar en el Congreso su programa de gobierno. La misma ministra (secretaria general de gobierno) Karla Rubilar llamaba a aprovechar de impulsar la reforma de las AFP que ellos quieren, empujó una agenda laboral precarizadora con el teletrabajo incluido, subsidiando a las empresas con los seguros de desempleo de los mismos trabajadores”, señala el dirigente del colectivo migrante. “El aprovechamiento ha sido total. No por nada moviliza a las tropas de las Fuerzas Armadas por las noches, como si el virus contagiara sólo por las noches”, agrega.

El abogado teme que, ante tanta indecencia e inmoralidad mostrada por un gobierno desahuciado políticamente, no será extraño que ahora el gobierno intente descargar culpas en los migrantes, los más vulnerablñes de la sociedad. “Lo ha venido haciendo hace rato. Jaime Mañalich y el mismo Piñera utilizaron a los migrantes como chico expiatorio para culparnos de los contagios, en circunstancias que el virus entró por los barrios más acaudalados, a través del aeropuerto, con gente que venía de Miami o de países europeos. Gente a la que no contralaron. ¿Y a quién quisieron culpar? Pues a los migrantes que, supuestamente, querían pasar en masa por passos no habilitados”, afirma Noriega.

Rodolfo Noriega, abogado miembro del Consejo Consultivo de Migraciones y de la Coordinadora Nacional de Migrantes.

“Tenemos que resistir este discurso xenofóbico y racista que se tornará más virulento conforme la crisis se profundice por culpa de este gobierno. Tendremos que resistir la ley de extranjería que tramita en el Congreso y que viene a consagrar el abuso y la discriminación”, dice más tarde, al tiempo que critica con dureza la contumacia gubernamental de persistir en una política de repatriación atada a un compromiso de no retorno al país por casi una década.

“En realidad ha sido siempre una medida xenofóbica que apuntaba a la comunidad haitiana, a la que culpaban de provocar trastornos sociales en materia de educación, en salud, en el plano habitacional. Para disfrazarla debieron extenderla a otros grupos, como los colombianos, y a todos los hacen firmar cuando se encuentran en un estado de desesperación enorme. Con desesperación nadie ejerce su libertad ni su verdadera voluntad. Y así vemos que han estado sacando del país a personas discapacitadas, embarazadas, familias con niños, etc.”, concluye.

El Soberano

La plataforma de los movimientos y organizaciones ciudadanas de Chile.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.