La Coordinadora de Trabajadoras y Trabajadores No Más AFP lanzó su campaña «Decido yo», una acción que realizó al mismo tiempo que interponía, en conjunto con la Fundación Casa Común, 14 recursos de protección en distintas capitales regionales para exigir que la Justicia se pronuncie respecto de la titularidad de los fondos gestionados por las AFP. En suma, si la plata es de los cotizantes, como dicen las mismas AFP y los políticos que se niegan a generar espacios de solidaridad en el sistema, entonces los propios cotizantes deben decidir cómo gestionar esa plata. Y una posibilidad es que los mismos cotizantes la destinen completamente a un sistema de reparto. ¿Por qué no?

¿De quién es la plata? ¿Es de los ahorrantes, como dice el gobierno y los partidos del oficialismo? Y si es de los cotizantes, ¿por qué entonces las AFP se apoderan de ella y se la niegan a sus legítimos propietarios si estos deciden pedir un monto para cubrir, por ejemplo, los costos de una enfermedad? ¿Porqué, entonces, un trabajador no puede decidir cómo deben ser gestionados sus propios dineros? Hay algo aquí que no cuadra. Y como no cuadra, lo conveniente es que la misma Justicia se pronuncie y diga quién es dueño de esos fondos y si las AFP pueden negársela a un cotizante que pide disponer de sus ahorros previsionales.

Diversas personalidades se dieron cita en el Palacio de Tribunales

Ese es el sentido de la presentación simultánea de sendos recursos de protección en cada Corte de Apelaciones del país. En el fondo, la idea es confrontar el discurso de las AFP con la realidad, ver si la imposibilidad de que cada cotizante disponga de ellos es algo que se ajusta a derecho y visibilizar la enorme contradicción que hay en la postura de quienes se niegan a imprimir mayor solidaridad al sistema ya que la plata, según dicen ellos, pertenece a sus cotizantes y a nadie más, pero que se niegan a que los cotizantes dispongan de ellos libremente, que es condición sine qua non para ejercer el derecho a propiedad tal y como está consagrado en la Constitución del ’80.

«Ahora veremos si creen de verdad en lo que dicen. Esa es la idea. La estrategia de la Coordinadora de Trabajadoras y Trabajadores No Más AFP y Casa Común es ir más allá de lo político y abrirse a  lo judicial. Esta pelea será larga, y no se agota acá», dice Luis Mesina, de No Más AFP, quien no descarta escalar la disputa jurídica hasta el Tribunal Constitucional.

No Más AFP lanzó campaña «Decido Yo»

La presentación del recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Santiago contó con la participación de diversas personalidades de la política y el espectáculo, como el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, el abogado y académico socialista Fernando Atria (de Casa Común, encargado de redactar el escrito), la excandidata presidencial del Frente Amplio Beatriz Sánchez, y los actores Alejandro Goic y Francisco Reyes.

La plataforma de los movimientos y organizaciones ciudadanas de Chile.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Ayer vi con mucha atencion la entrevista que le realizo en CNN Fernando Paulsen a Luis Medina y en parte comprendi por que el movimiento no+AFP se ha desinflado. Ocurre ue el Sr Medina no responde adecuadamente a las preguntas, las evade o utiliza discursos «politicos prefabricados» que no convencen a nadie.

    Yo presiono por ws a Dn Luis en el sentido de que propongan algo concreto, viable y sostenible en el tiempo para lo cual me envio donde leer la propuesta que lei integramente. Es un largo discurso politico lleno de reivindicaciones y no hay nada nuevo ni viable, salvo, el hecho de que se debe incrementar la cotizacion para llegar a un 18% donde el Estado y las Empresas debiesen hacerse cargo de al menos la mitad, es decir 9%.

    Efectivamente con el actual 10% no llegamos a ninguna parte si consideramos las bajas rentabilidades de las AFP’s que tenemos hoy y las que se vislumbran para el futuro, por lo tanto esto es relevante.

    Por otra parte, al parecer existe el temor de incrementarle a las empresas las cotizaciones por la amenaza de que esto va a repercutir en los empleos, lo cual es una enorme falacia. Los sueldos con suerte representan el 20% de los costos de la mayoria de las grandes empresas en Chile y subir a 20% las cotizaciones, solo les significaria a las empresas grandes un incremento real de costos del 2%, es decir, nada practicamente.

    El otro problema es que aunque se incrementase mañana al 20%, los efectos se verian en 30 o mas años,lo cual es inviable para muchas personas.

    Sin lugar a dudas hay elementos muy cuestionables con respecto de las AFP’s como que «retiren utilidades» aunque para los cotizantes resulten rentabilidades negativas, otro tema cuestionable son las desigualdades que generan los desproporcionados sueldos y dietas de los administradores de nuestros fondos, comparados con el promedio de los sueldos cotizados, otro tema cuestionable es que la totalidad de las administradores salvo una, sean empresas extranjeras, es decir, las administradoras fueron «vendidas» porque son buen negocio y al ser buen negocio, significa que hay rentabilidades que se llevan al bolsillo y no son capitalizadas por los cotizantes, otro tema cuestionable es donde y en que tipo de empresas e instrumentos son invertidos nuestros fondos junto al hecho de que nosostros no tenemos ingerencia alguna en esto, siendo que supuestamente somos dueños de estos recursos.

    Sin lugar a dudas, la verdadera reforma a este sistema pasa por una o mas leyes y no se resolvera con un 4% ni mucho menos que lo administre un «ente» diferente a las AFP’s.

    Las malas pensiones de mucha gente hoy, se debe a los siguientes factores: Bajos sueldos imponibles, cotizacion del 10% insuficiente, baja rentabilidad obtenida por las AFP’s para los fondos (a pesar de que en el largo plazo aun aparecen como razonables) las perdidas han sido enormes y las rentabilidades seguiran a la baja y por ultimo, mayor esperanza de vida de las personas que se jubilan.

    El problema es grave y se pueden hacer varias cosas: Eliminar impuesto a los jubilados con pensiones bajo 1 o 2 millones, incrementar las cotizaciones al 20% con un 10% de cargo al empleador y agregar otro 10% como pilar solidario de cargo al Estado para aquellas pensiones indignas y como seguro de sobrevida junto con emparejar a hombres y mujeres por igual.

    Tambien otra opcion es usar parte de los fondos que tenemos en las AFP’s y comprar empresas concesionadas que tienen el mercado asegurado (luz, Agua, Carreteras, Puertos, Aeropuertos) y las rentabilidades tambien, las cuales son el doble o mas que los retornos obtenidos por las AFP’s en estos momentos. Luego, crear un fideicomiso tecnico para administrarlas con penas del infierno si se coluden, corrompen o cometen delitos por pequeños que sean y asi, las utilidades se reparten por igual en las cuentas de los cotizantes.

    Esto traeria resultados en el corto plazo, se beneficiaria Chile y los Chilenos en vez de empresas extranjeras que solo les interesa retirar utilidades y mejorarian las pensiones por tener alta rentabilidad. Mas aun, en este caso hay un efecto redistributivo pues quienes mas consumen seran los que tienen mas recursos.

    Problemas para hacer esto? Solo uno, falta de CORAGE de las autoridades por estar coludidos o comprometidos con los dueños de los CAPITALES ue se han adueñado de Chile.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.