Hoy se conmemora el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, a continuación, te dejamos la carta emitida por la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres en la cual enfatiza sobre la larga lucha de las feministas para lograr transformaciones sociales en nuestra sociedad patriarcal.

Uno de los puntos que más destacan es el reclamo masivo ante la respuesta del presidente Sebastián Piñera sobre la sistemática violación de los Derechos Humanos . Además, desde la red exigen la liberación inmediata de aquellas/os presas/os de la revuelta popular quienes llevan más de un año tras las rejas, y una mayor presencia del Estado en relación a la violencia hacia las mujeres en este contexto de emergencia sanitaria.

Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres:

Este 25 de noviembre, en que conmemoramos el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, las feministas nuevamente salimos a las calles y nos movilizamos en todos los territorios por nuestra dignidad. Nos movilizamos por una vida libre de violencia machista, por nuestra autonomía y como parte de un pueblo que lucha por profundas transformaciones sociales, necesarias para el buen vivir.

Continuamos en rebeldía contra el sistema neoliberal, impuesto por la dictadura cívico-militar, que ha pisoteado nuestras vidas desde entonces; en rebeldía contra un gobierno que no ha dudado en mostrar todo su desprecio hacia las mayorías precarizadas y empobrecidas, en particular niñas, niños, jóvenes y mujeres. Frente al clamor masivo y popular que ha colmado las calles, la única respuesta de Sebastián Piñera ha sido la sistemática violación de los Derechos Humanos, lo cual será el legado de su nefasto gobierno.

No es posible desarrollar un proceso constituyente realmente democrático con presos y presas políticas, violaciones de Derechos Humanos e impunidad.  Exigimos la liberación inmediata de los y las presas de la revuelta popular, quienes llevan más de un año tras las rejas a base de testimonios y montajes realizados por Carabineros con complicidad del Ministerio Público y el Poder Judicial. 

Exigimos verdad, justicia y reparación frente a todos los crímenes de lesa humanidad perpetrados por el Estado chileno. Exigimos el fin al toque de queda, medida represiva impuesta con la excusa de la pandemia, así como también el fin de la criminalización de la protesta y de la militarización de los territorios.

Sabemos que la organización y la movilización son las únicas herramientas que nos permitirán correr los cercos institucionales que las élites han pactado para no ceder poder. Confiamos en que la acción organizada de todas, todos y todes es nuestra única garantía para lograr un proceso constituyente verdaderamente soberano, sin amarres previos de ningún tipo y con garantías efectivas de representación transversal.

Constatamos la ausencia del Estado en relación a la violencia hacia las mujeres en este contexto de emergencia, en la que el foco de los recursos, acciones y discursos públicos han estado centrados en fortalecer al mercado y aumentar la represión a la protesta, por sobre la vida. Somos nosotras quienes hemos advertido y enfrentado el aumento de la violencia machista, el desempleo y las tareas de cuidado en los hogares y los servicios de salud. Sobre nuestras espaldas ha descansado la gestión de esta crisis social y sanitaria

Hoy más que siempre reafirmamos la fuerza de nuestra acción política como el único camino que nos llevará a conseguir las necesarias transformaciones que pongan en el centro la vida. El actual proceso nos pertenece a las mayorías; de nosotras, nosotros y nosotres depende seguir construyendo la sociedad que queremos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.