Todos invitados: Asociación Escéptica de Chile invita a participar en el Asado Secular 2019

¿Te cansas de tanto «recogimiento» y censura religiosa en Semana Santa? ¿Quieres comerte un pedazo de entrañita o de abastero pero nadie en casa te mete ficha porque los vecinos pondrán mala cara? No hay excusas: en el Parque Intercomunal de La Reina (o como le dice ahora… Parque Alberto Hurtado) estarán este viernes los integrantes de la AECH para descuerar con tutti a todos los que en Chile abusan y empobrecen en nombre de creencias supersticiosas e irracionales.   

Los escándalos del obispo evangélico Eduardo Durán, los dislates de la Iglesia Católica en el marco de las investigaciones de crímenes sexuales perpetrados por pervertidos con sotana, los charlatanes que pululan por los medios y el desopilante pronunciamiento del Consejo Nacional de Televisión contra Yerko Puchento serán sólo algunos de los temas de conversación que animarán el ya tradicional “Asado Secular” organizado por la Asociación Escéptica de Chile (AECH), actividad que tendrá lugar este “viernes santo” en el –oh paradoja- parque Alberto Hurtado de La Reina (ex Intercomunal).

La cita es una oportunidad para reflexionar sobre estas materias que preocupan a los espíritus críticos y librepensadores del Chile actual, pero en un clima de distensión que contribuya a generar estrategias más efectivas para combatir la superchería pseudocientífica, visibilizar la corrupción que corroe a las instituciones religiosas y contrarrestar la información falsa y supersticiosa que algunos líderes de opinión diseminan masivamente a través de medios y redes sociales.

¿Qué hay que hacer? Nada muy importante: simplemente debes llegar hasta el parque Intercomunal de La Reina (O Alberto Hurtado… sabes qué nos referimos) a partir de las 11.00 horas de este viernes 19 de abril. La idea es que lo hagas no en un estado de «recogimiento», sino que de manera muy entusiasta a afectos de escapar de ese opresivo clima religioso que se instala en Semana Santa y, dicho sea de paso, para reclamar tu derecho a denunciar la normativa religiosa en un espacio público tal y como corresponde en un estado laico.

En portería podrás consultar por el espacio asignado a la AECH o bien dejarse guiar por el humo del carbón crepitante. También puedes seguir los dedos acusadores y rostros de desaprobación de quienes señalen esta sacrílega y aberrante actividad social. Al acercarte al grupo en torno a un toldo verás que no es una zarza ardiendo, sino una parrilla que arderá muy amistosamente hasta las 19.00 horas (a menos que una razón muy humana diga otra cosa). Seguro habrá un parlante sonando con canciones que ensalcen vicios y virtudes de la humanidad, así como los placeres y sufrimientos que ofrece esta vida terrena, en este tiempo y espacio, en esta dimensión.

Los miembros de la Asociación Escéptica de Chile te recibirán con el carbón y las longanizas. Los interesados pueden llevar carne y vegetales… o si no pescado, ya que los peces no son de Dios sino de siete familias (se sabe).

*Muy importante: las personas veganas también pueden asistir, pero no podrán exigir que los demás dejen de hacer lo suyo sólo porque pudieran estar violentando sus creencias personales.