En el Día de la Tierra, Dalila Peña, defensora de su territorio y candidata feminista independiente y plurinacional por el Distrito 3 de La Lista del Pueblo, denuncia el lobby desatado de Codelco para impedir la firma del Plan.

“En Calama tenemos muchos trastornos de salud, aumento de la incidencia de cáncer, e impactos en nuestra descendencia: han nacido niños con un solo ojito y también observamos un alto índice de niños TEA, del espectro autista. Las mujeres sabemos cuál es el costo de la gran minería y la contaminación en nuestros cuerpos territorios.  No queremos más discursos vacíos en el Día de la Tierra», exige Dalila Peña, candidata de La Lista del Pueblo en el Distrito 3, que abarca las comunas de Antofagasta, Calama, María Elena, Mejillones, Ollagüe, San Pedro de Atacama, Sierra Gorda, Taltal y Tocopilla.

“Codelco sigue bloqueando el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA). Tiene un lobby desatado para que no se firme,  porque el plan, entre sus diez medidas, exige a cuatro años plazo, una reducción del 17% de las emisiones de sus plantas Chuquicamata, Radomiro Tomic, Ministro Hales y Tranque de relave Talabre”.

Dalila Peña es pobladora, educadora, activista ambiental y dirigente. Aspira a la Convención Constitucional, bajo el signo ZN25 de la Lista del Pueblo, distrito 3.  Entre 2017 y 2019, Dalila, integrante de la Coordinadora Defensa del río Loa fue parte de la elaboración del PDA junto a otros miembros de organizaciones territoriales y comunidades indígenas. 

El Plan también exige aplicar la mejor tecnología en las faenas, fiscalización de las tronaduras hacia Calama  y cobertura vegetal para la zona, entre otras medidas de reparación como la educación ambiental.

«Exigimos que el ministro de minería Juan Carlos Jobet, firme el Plan. Aquí trabajaremos con los niños el Día de la Tierra, recalcando su derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación.” 

Entre 2017 y 2019, Dalila, integrante de la Coordinadora Defensa del río Loa fue parte de la elaboración del PDA junto a otros miembros de organizaciones territoriales y comunidades indígenas.  Calama había sido declarada zona saturada por PM10 en 2009.

“En diez años  no se hizo nada, y seguimos esperando. En el 2018 el gobierno lanzó el Anteproyecto del PDA por segunda vez, y   en el período de consulta ciudadana hubo 12.000 observaciones, de las cuales no se consideró ninguna, pese a una participación inédita en Chile.  En agosto del 2020 se dio a conocer la aprobación del PDA para Calama y su Área Circundante. Ya lo firmaron todos los ministros, menos el de Minería”, denuncia Dalila en una entrevista con la periodista y activista medioambiental Lucía Sepúlveda. 

Periodismo Sanador de Lucía Sepúlveda

La dirigenta, también integrante del Movimiento por el Agua y Territorio MAT,  relata  que en ese contexto de dilación, Codelco por segunda vez dejó plantada el 21 de abril a la  Comisión de Minería del Senado que lo citó a explicar por qué dice que el PDA tiene un costo diez veces mayor que el informado por el gobierno. Dalila agrega que en la comisión, Edgar Blanco, subsecretario de Minería y ex intendente de Antofagasta, tuvo una actitud indolente y evasiva frente a la exigencia ciudadana de dar ya la partida al plan. La comisión no invitó a las organizaciones de Calama a participar de esa sesión.

Calama por secretaría deja de ser «zona saturada«

Las organizaciones nunca han dejado de luchar. Sostiene Dalila, también miembro de la Red de Mujeres del Loa: “Reactivamos la lucha por el PDA en 2018. Hicimos un escrito a la Contraloría denunciando que el plan había sido cambiado en forma arbitraria por un Plan de Gestión que se llevaba a cabo a puertas cerradas entre empresas y gobierno».

Así fue como investigando, relata la candidata y activista, «descubrimos que durante  el primer gobierno de Piñera se cambió la norma de PM10 y en consecuencia por secretaría, Calama había dejado de ser zona saturada y fue declarada Zona de Latencia«. 

«En el escrito alertamos a la Contraloría  que además se iba a abrir un segundo horno para baterías de plomo de la empresa local RAM, que es altamente contaminante, es como un reactor. La Contraloría respondió diciendo que debía darse plena vigencia al decreto del año 2009, y se detuvo el proyecto de segundo horno. Posteriormente en un  estudio realizado por DICTUS,  RAM fue identificada como empresa contaminante».

Se oculta la amenaza al poblado de Chiu Chiu

El PDA fija metas de reducción de emisiones reales de PM10 respecto de 2017, tomando como base las registradas por las redes de monitoreo de 2009 en adelante.  Respecto de la inexistencia de medidas sobre las emisiones de material fino, PM 2,5, Dalila tiene una clara opinión formada: “Están escondiendo los impactos existentes por 2,5 para no hacer nada en el poblado de San Francisco de Chiu Chiu. Como organización hemos pedido un nuevo decreto que incluya en el plan a  esta comunidad  de pueblos originarios, likan antai y otros, declarada Área de Desarrollo Indígena, con cultivos agrícolas abastecen a Calama«.

«La zona está saturada por 2,5 debido a su mayor cercanía del tranque de relave de Chuquicamata y también de las detonaciones. Un informe realizado para el Plan de Descontaminación por DICTUC en 2019, identificó como zonas de peligro el tranque y las ´tortas o pilas´ de material de desecho de la molienda post-lixiviación.”

Dalila Peña junto a vecinas de Chiu Chiu

Piñera cierra estaciones de monitoreo con índices sobre la norma

Tras estas demandas de la comunidad, denuncia la activista, el Ministerio de Medio ambiente del gobierno de  Piñera determinó cerrar dos de las cinco estaciones de monitoreo de calidad de aire de Calama, las estaciones Servicio Médico Legal (en las afueras de Calama) y la estación de Chiuchiu, aduciendo criterios de falta de representatividad poblacional.

“Pero en realidad estas dos son las estaciones que más reportaban índices de emisiones PM10 por sobre la norma.  Y es así como nuevamente, por secretaría, el Ministerio declara que no somos zona saturada sino que somos zona en latencia y que el PDA no debe decir nada sobre eso.”

Interrogada sobre la atención que el gobierno de Bachelet prestó a estas demandas ciudadanas, Dalila es categórica: “Con el ministro de Medio Ambiente de Bachelet, no logramos nada tampoco. El seremi de Medio Ambiente de su gobierno en la zona era Felipe Lerzurdi Rivas, no hizo nada, ahora es candidato a constituyente por la lista Apruebo Dignidad de la ex Concertación. Todos protegen a Codelco por sobre la salud de las personas, incluso dilataron por varios años la entrada en vigor de la conocida Ley de Chimeneas que regula emisiones. Hoy tienen estancada nuestra demanda histórica por debates de tipo económico, por los intereses de la gran minería, al gobierno no le importa la vida ni la salud de nuestra gente.”   

«¿Y qué han hecho los legisladores de la zona?«, pregunta Lucía Sepúlveda.

 “Son todos cómplices del actual estado de cosas.  El senador Alejandro Guillier, nos dijo una vez textualmente que  ´Somos zona de sacrificio, algo hay que sacrificar´….Esa respuesta nos dio cuando dábamos la lucha contra la extensión del tranque de relave de Chuquicamata».

«Hace unos años logramos impedir que el tranque de relave de Chuquicamata se extendiera hacia el terreno que hoy es la carretera que une a Chiu Chiu con Calama, ya que pretendían ocuparlo por completo. Hicimos una gran caravana que convergió  para encontrarse en el medio, unos partimos de Calama y otros, de Chiu Chiu y defendimos el derecho a existir de Chiu Chiu y también del geoglifo El Gigante de Talabre cercano a ese tranque de relave.”

El Soberano

La plataforma de los movimientos y organizaciones ciudadanas de Chile.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.