«No al TPP-11 en tiempos de revuelta y pandemia» es el nombre del video lanzado ayer que explica la importancia de no bajar los brazos para fortalecer las economías locales, desprivatizar el agua y la semilla, recuperar la salud pública y hacernos parte de la naturaleza en vez de dedicarnos a destruirla. 

Un llamado a congelar el proyecto TPP-11 que está en el Senado y que podría ser votado cuando a Sebastián Piñera se le dé la gana es el punto central del video «No al TPP-11 en tiempos de revuelta y pandemia» que fue lanzado ayer en youTube por la organización Chile Mejor Sin TLC.

Al TTP-11 sólo le falta ese paso en el Senado y sería ley. A ello se suma que «la tramposa ley del plebiscito dice que la nueva constitución tendrá que respetar todos los tratados aprobados hasta la fecha», aseguran.

El llamado de Chile Mejor Sin TLC es a:

1. Fortalecer las economías locales.

2. Desprivatizar el agua y la semilla.

3. Recuperar la salud pública.

4. Hacernos parte de la naturaleza, siguiendo a las mujeres defensoras de sus territorios y a las comunidades indígenas que siempre los han protegido, en vez de dedicarnos a destruirla.

Chile y su triste diagnóstico

Para Chile Mejor Sin TLC el coronavirus nos encontró a la inmensa mayoría de los chilenos en medio de la revuelta popular y nos dejó como suspendidos en el tiempo y espacio. «En el estallido tomamos conciencia  que de  verdad las grandes mayorías estamos  desnudos, desprovistos de lo más esencial. Y eso ahora es más que evidente». 

  • No tenemos un sistema de salud público eficiente y bien abastecido.
  • No tenemos trabajos dignos y seguros.
  • No tenemos igualdad de derechos para las mujeres y las disidencias sexuales.
  • No tenemos salarios decentes, ni educación gratuita y de calidad.
  • Ni hablar de la previsión y seguridad social.
  • No tenemos acceso a alimentos sanos y al alcance de todos.

La pandemia nos encuentra:

  • Con más de 30 tratados de libre comercio o inversión  vigentes con medio mundo,  e industrias exportadoras que siguen abasteciéndolos hoy mediante el trabajo desprotegido de miles de chilenos en minas, campos y puertos.
  • Con miles de familias chilenas sin acceso al agua, o sin una casa digna, que no pueden protegerse del virus y seguir las recomendaciones de cuidado
  • Con pueblos originarios despojados de sus territorios, reprimidos permanentemente
  • Llenos de deudas. 
  • Con niños en un sistema escolar injusto y desigual.
  • Sin fábricas ni producción propia. (Hay que improvisar para hacer mascarillas ¡y mucho más para fabricar respiradores!).
  • Con dependencia casi total de los alimentos y granos que importamos.
  • Con territorios destruidos, saqueados y sin agua por exportar bienes sin valor agregado.
  • Con trabajos precarizados.
  • Con desconocimiento total del trabajo de cuidados hecho por las mujeres.
  • Con remedios carísimos y salud pública devastada.
  • Con violencia patriarcal,  mujeres asesinadas y disidencias perseguidas.
  • Con cárceles llenas de presos políticos y centenares de víctimas de trauma ocular.
  • Con migrantes sin derechos.

Pero Chile Despertó

Pero, dice la organización, «también recordemos que en julio de 2018 hicimos el plebiscito sobre el TPP11 y más de medio millón de votantes dijeron  No al TPP 11». 

«Porque somos un pueblo que quería romper sus cadenas y despertó el 18 de octubre»..

«¡No al TPP-11! A congelar el proyecto TPP-11 que está en el Senado y que podría ser votado cuando al errático Presidente que tenemos se le dé la gana. Solo le falta ese paso en el Senado y sería ley, y más encima la tramposa ley del plebiscito dice que la nueva constitución tendrá que respetar todos los tratados aprobados hasta la fecha.»

«No queremos más tratados, no queremos TPP-11 y tenemos que revisar todos los demás tratados». 

Nuestra alternativa es fortalecer las economías locales, desprivatizar el agua y la semilla, recuperar la salud pública y hacernos parte de la naturaleza siguiendo a las mujeres defensoras de su territorio y a las comunidades indígenas que siempre los han protegido,  en vez de dedicarnos a destruirla. 

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.