¿Cómo explicarse el saqueo del mar chileno? Fundación Terram aquí te cuenta todo, desde el origen…

Todos intuimos que la depredación del mar ha sido posible gracias a una legislación favorable a intereses empresariales específicos, pero desconocemos el origen, el desarrollo y la proyección futura de una política de Estado orientada a la desposesión de un recurso, así como el impacto alimentario, económico y ecológico que supone la viciada Ley de Pesca, acaso uno de los actos más infames de los que puede dar cuenta la historia de Chile. Y sabemos que han habido muchos… Para ilustrarnos en la materia, la Fundación Terram dio a conocer un estudio histórico-jurídico en el último Congreso de Ciencias del Mar, encuentro llevado a cabo en Iquique.

En la XXXIX versión del Congreso de Ciencias del Mar, realizado en Iquique entre los días 27 y 31 de mayo, el documento de Fundación Terram “La regulación pesquera a través de la historia: la génesis de un colapso” fue la única presentación de orden jurídico-político entre más de 400 trabajos enviados.

“La regulación pesquera a través de la historia: la génesis de un colapso” (al documento puedes acceder en su integridad aquí), documento elaborado por Christian Paredes y Elizabeth Soto, representantes de Fundación Terram en el XXXIX Congreso de Ciencias del Mar, destacó por ser el primer análisis jurídico-ambiental que tiene lugar en el encuentro. El trabajo analiza más de 200 años de regulación pesquera, explicando, a través de un análisis político e histórico, el estado actual de los recursos marinos y las pesquerías en nuestro país. Este documento nos permite entender como desde distintas instituciones públicas se ha promovido un paradigma de fomento pesquero irrestricto sin miramientos ambientales y sociales.

Junto con realizar una revisión cronológica de los principales hitos de la regulación pesquera, la exposición consideró recomendaciones en materia de política pública, destacando que necesariamente una nueva normativa debe establecerse sobre los principios de soberanía y seguridad alimentaria, resguardando, entre otros aspectos, la permanencia de las especies, la salud de los ecosistemas marinos y su consumo en el territorio del que son extraídas.

En su intervención, Elizabeth Soto dejó claro que “creemos que es muy importante incluir la seguridad y la soberanía alimentaria como pilares dentro de la Ley General de Pesca y Acuicultura (…) nuestro consumo de productos del mar es bajísimo, sólo consumimos 13 kilos anuales per cápita mientras el resto del mundo bordea los 20 kilos. Finalmente todo lo que pescamos y, que finalmente sobreexplotamos, termina en las mesas de China, Estados Unidos, o Europa, y no es consumido por los chilenos. No existe una política real para fomentar el consumo de estas especies dentro de la población”.

En esta versión de las Jornadas de Ciencias del Mar el tema central fue la“recuperación y protección de los océanos en un escenario de cambio global”, en este contexto, el documento presentado por los profesionales de Terram adquiere especial relevancia pues vincula la política pública y regulaciones pesqueras nacionales a diversos episodios de colapso de las pesquerías y nos sitúa en el escenario actual justo cuando se están discutiendo en el parlamento importantes reformas a la actual ley de pesca.

El Congreso de Ciencias del Mar recibió este año más de 400 trabajos, los que fueron calificados por la organización como “un verdadero barómetro de la actividad científica en relación a las ciencias del mar en Chile  y Latinoamérica”, panorama que esperan repetir en 2020, cuando una nueva versión del encuentro se lleve a cabo en Punta Arenas.