Juntas de vecinos de la mal llamada «zona cero» declaran que la desmedida presencia policial en el sector genera más inseguridad, siendo el verdadero motivo de los desmanes producidos en el principal barrio residencial del centro de Santiago. 

Los vecinos del Barrio Remodelación San Borja (RSB) se reunieron y organizaron para pedir el fin de la ocupación de Carabineros que, a 90 días del estallido social, sigue afectando la integridad física y emocional de los habitantes de la mal llamada «zona cero», el sector residencial más importante del centro de Santiago.

«La acción de Carabineros durante los casi 90 días del estallido social ha sido ineficaz con la detención de quienes generan los desmanes, y sus procedimientos policiales no distinguen ni a vecinos ni a residencias particulares, afectando la seguridad, la integridad física y emocional de los habitantes de nuestros barrios con sus prácticas disuasivas, basadas en gases químicos, en detenciones de vecinos argumentando sospecha, en los impactos de proyectiles que han herido a personas y dañado residencias particulares, todo ello producto de la ocupación territorial que hacen de la Calle Carabineros de Chile».

La declaración de los vecinos, que se reunieron este lunes 13 de enero, se hizo a través de un comunicado que se realizó una tras una Asamblea preparatoria para una reunión con el Intendente Metropolitano Felipe Guevara, a la que asistió un gran número de habitantes de los Barrios San Borja y Lastarria.

En la oportunidad manifestaron su total rechazo a la idea de continuar con la estrategia de ocupación policial del espacio ciudadanos y rechazaron la idea de aumentar la dotación policial en sus barrios.

Es más, según explican, la gran mayoría de los asistentes a la reunión manifestó que sentía más inseguridad por la desmedida presencia policial en el sector tomado por la maquinaria de Carabineros.

«La calle «Carabineros de Chile» se ha convertido en un punto de estacionamiento de maquinaria de guerra, elevando la inseguridad en el perímetro de las torres circundantes, siendo el verdadero motivo de los desmanes producidos en el principal barrio residencial del centro de Santiago», aseguran. 

El drama de los habitantes de este sector de la capital, de otras comunas y de otras ciudades de Chile ha llevado a los vecinos a organizarse e informarse a través de redes sociales y plataformas digitales. En el sitio web https://www.nomaslacrimogenas.com/ y sus redes sociales @nomaslacrimogenas en Instagram y No Más Lacrimógenas en Facebook se agrupan vecinos de la Región Metropolitana y del Centro de Concepción. Por otro lado, la cuenta @nomaslacris en Twitter, es empujada por vecinos que están siendo afectados en el sector de Providencia, Santiago.

No Más Lacrimógeneas es la iniciativa de los vecinos del Barrio Remodelación San Borja para informarse y pedir el cese de la nefasta acción de Carabineros en su sector.

La declaración pública de los vecinos organizados se dio tras la sorprendente aparición de una vecina identificada como Giselle Dussaubat, que declaró para la defensa del intendente Guevara en la Comisión revisora de la acusación constitucional en su contra. Allí la mujer aseguró  los manifestantes se autolesionan con soda cáustica para culpar a Carabineros, que hay diputados que “tienen gente de sus comandos viviendo en las torres San Borja y que ellos dirigen ataques a Carabineros” y pidió mayor presencia policial en el barrio.

A continuación la declaración completa de los vecinos del Barrio Remodelación San Borja al respecto:

DECLARACIÓN PÚBLICA 

Quienes suscribimos la presente declaración pública —todos y todas habitantes del Barrio Remodelación San Borja de la comuna de Santiago- manifestamos nuestro total rechazo al testimonio de los ciudadanos Giselle Dussaubat y José Monsalve en el marco de la Comisión revisora de la Acusación Constitucional contra el Intendente Metropolitano, Felipe Guevara, en su sesión realizada el día 13 de Enero.

En específico, la señora Dussaubat -en la mencionada sesión de la Cámara de Diputados-dijo representar la opinión de 23 mil habitantes del Barrio San Borja, lo que es totalmente falso y sin ningún asidero en la realidad. En las distintas instancias realizadas en nuestro territorio jamás se le ha delegado la posibilidad de vocería o de representación democrática de quienes vivimos en la RSB, ni siquiera a través de ninguna de las dos Juntas de Vecinos que conforman el Barrio. 

Dussabaut, en su calidad de particular, fue invitada por la defensa del cuestionado Intendente de Santiago, Felipe Guevara, para abogar políticamente por la figura de la autoridad, sin consultar la opinión de ninguno de los habitantes de la RSB que dice representar, solo emitiendo un testimonio a juicio personal. En dicha sesión, la señora Dussaubat solicitó mayor presencia policial en el Barrio San Borja, y avaló el método de copamiento de los espacios públicos en nuestro territorio. 

De manera totalmente contraria, durante la tarde de este Lunes 13 de Enero, se realizó una Asamblea de vecinos preparatoria para una reunión con el Intendente Metropolitano, a la que asistió un gran número de habitantes de los Barrios San Borja y Lastarria, quienes manifestaron su total rechazo a la idea de continuar con la estrategia de ocupación policial de nuestros espacios ciudadanos en la mal llamada «zona cero», y se rechazó la idea de aumentar la dotación policial en los barrios San Borja y Lastarria, contradiciendo lo solicitado por la señora Dussaubat en la sesión especial de la Comisión Investigadora. 

Es más, la gran mayoría de asistentes a la reunión manifestaron que sentían más inseguridad por la desmedida presencia policial en el sector tomado por la maquinaria de Carabineros. La calle «Carabineros de Chile» se ha convertido en un punto de estacionamiento de maquinaria de guerra, elevando la inseguridad en el perímetro de las torres circundantes, siendo el verdadero motivo de los desmanes producidos en el principal barrio residencial del centro de Santiago. 

La acción de Carabineros durante los casi 90 días del estallido social ha sido ineficaz con la detención de quienes generan los desmanes, y sus procedimientos policiales no distinguen ni a vecinos ni a residencias particulares, afectando la seguridad, la integridad física y emocional de los habitantes de nuestros barrios con sus prácticas disuasivas, basadas en gases químicos, en detenciones de vecinos argumentando sospecha, en los impactos de proyectiles que han herido a personas y dañado residencias particulares, todo ello producto de la ocupación territorial que hacen de la Calle Carabineros de Chile. 

Ante esto, exigimos a la Cámara de Diputados que considere la presente declaración pública, en la que exigimos el inmediato fin de la ocupación de la calle Carabineros de Chile con maquinaria de guerra de la institución, con el fin de resguardar la integridad de los vecinos y vecinas de nuestro barrio, y poner fin a los desmanes, la violencia y la inseguridad que afecta a nuestras familias. 

Segundo, solicitamos a la Cámara de Diputados que investigue la veracidad de las declaraciones emitidas por la señora Dussaubat en la instancia que revisa la acusación constitucional contra el Intendente Guevara, dado que representan hechos no constatados por ningún otro residente de la RSB, y que se desestime su testimonio como representativo de nuestra comunidad. 

VECINOS Y VECINAS REMODELACIÓN SAN BORJA LUNES 14 DE ENERO DE 2020 

(*) Rectificación: Realizamos una corrección a la nota, pues inicialmente se informó que el sitio web https://www.nomaslacrimogenas.com/ y las redes @nomaslacrimogenas en Instagram , No Más Lacrimógenas en Facebook y @nomaslacris en Twitter correspondían a una misma organización de vecinos, pero son iniciativas distintas aunque complementarias.

El Soberano

La plataforma de los movimientos y organizaciones ciudadanas de Chile.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.